Durante el embarazo, la mujer pasa por cambios orgánicos y de conducta que pueden repercutir en la salud bucal, siendo una parte importante de la Salud General.

Por ello, es importante cuidar de la salud y coordinar una visita con ell odontólogo para evaluar posibles patologías, de este modo mantenerse sana durante el embarazo.

¿Cómo afecta el embarazo su Salud dental?

Los cambios en el embarazo pueden afectar encías y dientes. Durante el embarazo, la mujer pasara por cambios hormonales importantes, el flujo sanguíneo aumentado y un descenso del Ph bucal. Las principales afecciones en esta etapa son:

Caries: esto sucede cuando los ácidos de la boca descomponen el esmalte del diente. El descenso en el Ph bucal, genera más susceptibilidad a padecer esta afección, sumando a esto, las posibles nauseas durante el primer trimestre de gestación, que ocasiona un ambiente más acido para los dientes.

Gingivitis: es una enfermedad que causa enrojecimiento e inflamación de las encías. El aumento de los niveles hormonales y del riego sanguíneo, hace más propensa a la mujer embarazada al sangrado en las encías y sensibilidad, es por ello de vital importancia mantener la higiene oral, puesto que la presencia de la placa bacteriana puede convertirla en una enfermedad grave llamada periodontitis.

Periodontitis: es una enfermedad grave que afecta tejidos de soporte (hueso, ligamento y encías) del diente. En este punto, ya hablamos de una infección de importancia que se produce en los tejidos subgingivales, que solo puede ser tratado por los especialistas. Si la paciente presenta una periodontitis leve unida a una deficiente higiene oral, al tener las defensas más bajas se podrá producir una instauración de la periodontitis y un avance más acelerado de la misma. Incluso, llegar a la pérdida dentaria.

Algunos estudios demuestran una relación entre la periodontitis y el nacimiento prematuro y el bajo peso al nacer. Se ha demostrado en los tejidos placentarios la presencia de Porphyromonas Gyngivalis, ésta bacteria está relacionada directamente a la enfermedad periodontal, signo que indica que dichas bacterias pueden traspasar la barrera placentaria produciendo toxinas. El cuerpo responde con una producción de sustancias inflamatorias, provocando un aumento del stress físico al punto de producirse el parto prematuro.

¿Cómo se diagnostica los problemas dentales durante el embarazo?

La clave para diagnosticar estos problemas dentales son las visitas periódicas al odontólogo durante y después del embarazo. El profesional, se encargará de diagnosticar y tratar dichas afecciones, si acude periódicamente, existe más probabilidades de controlar y mantener la salud oral. Un diagnóstico a tiempo minimizará el padecimiento de la paciente.

¿Cómo se tratan los problemas dentales durante el embarazo?

El tipo de tratamiento dependerá del problema dental que se tenga y la gravedad de la enfermedad.

Es posible que solo necesite una limpieza sencilla para prevenir posibles afecciones. El odontólogo podrá tratar muchos problemas sin riesgo alguno al embarazo. Quizás otras enfermedades deberán esperar hasta después del parto, siempre supervisadas por el profesional y el médico.

En algunas ocasiones, el profesional decidirá tratar estos problemas después del primer trimestre de gestación, siendo esta etapa la más importante para el crecimiento y desarrollo del bebé. Si amerita un estudio radiográfico, probablemente el odontólogo decida postergar para el segundo trimestre de embarazo.

¿Cómo prevenir enfermedades orales durante el embarazo?

Existen simples maneras para mantener la higiene oral.

Cepillar los dientes con cremas fluidificadas y usar el hilo dental todos los días. Esto, contribuirá a mantener la higiene dental, eliminando la placa bacteriana (película adherida a los dientes, formada por bacterias) acumulada por una mala técnica de cepillado.

Alimentación sana y baja en azúcar. La alimentación sana produce excelentes nutrientes para la madre y el bebé en gestación. Los primero 6 meses de crecimiento del feto, son cruciales para un buen desarrollo, es vital que este reciba los nutrientes de una alimentación sana. En cambio, el consumo elevado de azucares dará lugar a la caries dental. En vez de dulces, sustituya su alimentación por frutas, vegetales y productos lácteos.

Visitar al odontólogo de manera periódica durante el embarazo. Siendo de mayor importancia los primeros 6 meses de embarazo.

En caso de vómitos, lavar sus dientes constantemente después de vomitar. Si es muy incómodo cepillarse y esto pueda generar nauseas, lavarse con enjuagues bucales, cada vez que se produzca el vómito. Esto evitará la acumulación del ácido en boca.

¿Mito o realidad?

Muchas personas escuchan mitos acerca del embarazo y cuidado de los dientes. “Por cada embarazo, pierdes un diente” o “el bebé te roba todo el calcio” ambos son falsos.

El bebé no se roba el calcio de los dientes de la mujer embarazada, los nutrientes recibidos por el feto se producen a través de la sangre y oxígeno de la placenta que está unido al cordón umbilical del bebé, por esto, es importante que la mujer tenga una alimentación sana que se basará más en calidad que en cantidad, para que así el bebé reciba las vitaminas, proteínas, minerales (calcio) y demás nutrientes necesarios para su crecimiento.

Lo que sí es cierto, es que la mala higiene dental, la ingesta desmedida de azúcares y el descuido a visitar el odontólogo, va a producir las enfermedades dentales antes mencionadas, agravando el cuadro de la mujer durante su embarazo.
Od Elena Monsalve