La Salud Mental actualmente la Organización Mundial de la Salud la  define como:

“Un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad”.

En 1995 la Federación Mundial para la Salud Mental y la Organización Mundial de la Salud instituyeron 10 de Octubre de cada año, como día mundial de la salud mental con el propósito de contribuir a la toma de conciencia acerca de los problemas de salud mental y a erradicar los mitos y estigmas en torno a este tema.

La federación Mundial de la Salud mental, es el principal ente  encargado de impulsar esta iniciativa anualmente, la cual se conmemora en más de 100 países. Año tras año se propone un lema o algún tema en el cual se centra  la celebración de este día.  España es uno de los países, que  se ha involucrado de forma directa con en  esta conmemoración,  por ello  la Confederación  de SALUD MENTAL ESPAÑA propuso una votación de forma on line para decidir cuál sería el lema de este año. Con una participación de más de 1000 personas, en 2016 el lema elegido ha sido “Soy como tú aunque aún no lo sepas” con un 37,6% de los votos. Este tema conlleva a sensibilizar la población mundial, con respecto a las personas que sufren algún problema de la salud mental, además de promulgar la empatía y respeto por los otros. Una enfermedad mental nunca determinara alguna diferencia, por el contrario expresa la vulnerabilidad que tenemos todos en nuestra condición humana.

Durante años se ha investigado ampliamente sobre la integración del hombre, denotando entre los elementos más importantes su anatomía, fisiología y la psiquis.  Hoy  hablaremos  de salud mental, la cual, se relaciona con un bienestar integral, no solo hablamos de un estado físico óptimo para ser fructífero y tener la capacidad de ayudar a la comunidad,  sino también  procesos mentales que den respuesta ante los estímulos externos, de una forma equilibrada y acorde. Aunado a ello se debe  resaltar que la forma de cómo afrontamos el estrés, constituye  parte  de la salud mental.

Diversos  acontecimientos vitales, experiencias individuales y  agentes estresores, amedrentan con la estabilidad emocional del  ser humano, lo cual incide en el repertorio conductual y salud mental, deteriorando diversas esferas como lo son: personalidad, cognición, relaciones interpersonales, rendimiento laboral y familia. En tal sentido la salud mental tiene una importancia inmensurable,  dado que la misma engloba muchos aspectos que configuran la estabilidad bio-psico- social de la persona. Por consiguiente se debe resaltar  que,  la  importancia de tener, preservar y cuidar la salud mental  permite   evitar enfermedades mentales.

Es sorprendente saber que, los trastornos mentales y neurológicos representan casi la cuarta parte de la carga total de enfermedad en America Latina y el Caribe, lo cual genera a nivel económico grandes gastos, por otra parte , en lo que respecta a las familias e individuo se puede evidenciar el sufrimiento, desgastes físicos, emocionales y psicológicos, que dicha situación acarrea. Por ello es lamentable que mundialmente, haya pocas iniciativas para difundir información y ayudas oportunas, sobre los diversos trastornos y enfermedades mentales.

Podemos constatar, que los mas importante que se ha hecho por las enfermedades mentales es investigarla, categorizarlas y diagnosticarlas, quedando ciertos vacios y carencia en lo que respecta a soluciones, tratamientos eficaces y reincorporación del individuo a la sociedad

Hablando un poco de la data que ha experimentado los trastornos mentales,  se  puede detallar que, desde 1840 se inicia la recolección de información para registrar y categorizar los trastornos mentales identificados para la época. En 1880 se diferenciaron siete categorías de trastorno mental: manía, melancolía, monomanía, paresia, demencia, dipsomanía y epilepsia. En 1917 el Committee on Statistics of The American Psychological Association (en aquella época denominado American Medico-Psychological Association -el nombre se cambió en 1921-), junto con la National Commission on Mental Hygiene, diseñó un plan, adaptado por la oficina del censo para reunir datos estadísticos uniformes de diversos hospitales mentales. Es en esta época cuando se realiza un sistema nosológico, que permitiera diagnosticar  enfermedades psiquiátricas y neurológicas graves.

Tanto la  Organización Mundial  de la Salud como la American Psychiatric Association , siguieron evolucionando en cuanto a nomenclaturas y estudios, hasta llegar a los manuales de diagnósticos actuales, por  los cuales se rigen las ciencias que estudian, diagnostica, generan tratamientos y dan vida a la Salud Mental.

La SALUD MENTAL, es una joya invaluable, por ello ¡CUIDALA!, ayuda a quienes padecen alguna enfermedad mental, o quienes tengan algún familiar con esta condición, ellos lo AGRADECERAN. Busquemos siempre las razones que nos unen, TODOS SOMOS iguales, una enfermedad o trastorno mental no hace  la diferencia, seamos capaces de ver humanos y almas que tienen grandes potenciales y capacidades por encontrar. TRATA a otros como te GUSTARÍA que te traten.

Una Mano por la Psicología

Colaboración de:
Pagina: 
https://unamanoporlapsicologia.wordpress.com/
Instagram: @unamanoporlapsicologia
Facebook: https://www.facebook.com/UnaManoPorLaPsicologia